En 2012, la ingeniera comercial Sofía Giraudo empezó a trabajar con Mario Mora en un proyecto luego de detectar que no había instancias para que las grandes empresas se dieran a conocer ante los egresados de universidades.

Esta idea se convirtió en la exitosa empresa chilena First Job, portal de trabajos y prácticas que conecta a jóvenes titulados con instituciones y empresas de renombre que buscan a recién egresados.

Sofía, quien expuso en el pasado Seminario “Mujeres, Innovación y Tecnología”, relata que antes de ser la cofundadora de First Job, no tenía mucho acercamiento al emprendimiento, pero eso cambió cuando comenzó a trabajar con su socio.

“Emprender ha sido una experiencia muy bonita, emocionante y especial. Ha sido un camino de mucho aprendizaje, y por sobretodo, de crecimiento personal. Me he caído muchas veces, pero he sabido levantarme. El emprendimiento te desarrolla mucho como persona”.

First Job ya cuenta con más de 120.000 usuarios en Chile, México y Colombia. Respecto a este último, Sofía señala que “Nos costó mucho entrar a Colombia, ya que empezamos en 2014 y recién el año pasado empezamos a facturar, o sea, fue un período de mucho aprendizaje, harto viaje, hablar con empresas y apoyarnos en los partners locales,  porque acceder a un mercado sin conocer la realidad del país es muy difícil y obviamente hay un factor cultural que se debe considerar”.

Respecto a la participación de mujeres en emprendimientos tecnológicos, Giraudo indica que es relevante y necesario que se transmita cómo emprender en tecnología, y así motivar a las mujeres para que se atrevan a emprender e innovar. En esa misma línea, Sofía finalmente recomienda a todas las mujeres que deseen emprender se interioricen acerca de las alternativas que ofrecen los coworks, o el apoyo en financiamiento que instituciones públicas o privadas otorgan.

“Hay que atreverse, probar, intentar, fallar y volver a intentarlo. Esa es la única manera”.

 

Share This