Hace algunos años le encargaron reparar una silla de ruedas para el reconocido deportista chileno de bádminton y handball, Jaime Aránguiz. En ese minuto detectó una necesidad. Los deportistas con capacidades diferentes en Chile se enfrentan a dificultades para adquirir sillas e implementos para  deportes adaptados.

El emprendedor Esteban Chiappe está decidido a cambiar eso y  por aquello fundó ProWheels, emprendimiento de desarrollo tecnológico y fabricación de sillas de ruedas para deportivas e implementos para el deporte adaptado, que aspira a la democratización del acceso al deporte para todas las personas que están en situación de discapacidad.

El equipo de este emprendimiento conformado por Esteban Chiappe, Jaime, Esther y Renán Álvarez comenta que actualmente cuentan con su primer producto consistente en una silla deportiva de básquet para principiantes y avanzados, y esperan tener próximamente un segundo prototipo más innovador, que será una silla multidisciplinaria que permitirá, a partir de los 8 años hacia delante, la práctica de deportes como el básquetball, tenis y bádminton, adaptándola de acuerdo a cada disciplina.

En este minuto están enfocando en trabajar con instituciones tanto privadas como estatales, para otorgar mayor acceso a las personas y así todos puedan practicar deporte. Sin embargo, los desafíos que han debido enfrentar han sido bastantes, ya que les costó mucho encontrar personas expertas en sillas de ruedas que pudieran entregar una retroalimentación informada acerca de sus productos.

“Nos equivocamos bastante, pero esto al mismo tiempo fue muy beneficioso para generar un buen producto, porque nosotros pensábamos en sacar una silla inicial básica y de un buen precio, pero nos dimos cuenta de que como teníamos un gran feedback, nuestra primera silla quedó muy potenciada. Nos demoramos mucho en ese proceso, pero a la vez sacamos un producto muy bueno”, cuenta Esteban Chiappe. 

Emprendimiento inclusivo para deportistas

Primera silla deportiva Prowheels

 

Sus proyecciones a corto plazo incluyen producir la mayor cantidad posible de sillas para distintos tipos de disciplinas, y así abarcar todo el mercado con las disciplinas existentes a nivel regional y nacional. A mediano plazo desean validar su producto en el mercado nacional, con miras a internacionalizarlo en Latinoamérica y luego al resto de América. Por último, aspiran concretar a largo plazo lo que ellos consideran su visión, que es la democratización del acceso al deporte adaptado. “

«Queremos que las canchas de las comunas estén habilitadas para personas que puedan practicar deporte en situación de discapacidad, que no sea necesario que lleven sus sillas de ruedas para practicar un deporte, sino que a través de programas con las municipalidades estas sillas estén disponibles para los usuarios y que no sea solamente para personas con situación de discapacidad, porque sino, no sería inclusivo, y la idea es que personas tanto convencionales como con discapacidad puedan practicar este tipo de deportes, dejando la discriminación de lado e incluyendo más a la gente en situación de discapacidad».

Apoyo para comenzar

Los emprendedores se adjudicaron un PRAE de Corfo en 2016, financiamiento que explican ha sido fundamental para hacer de ProWheels una realidad concreta. “Hay costos enormes que hemos asumido como aporte beneficiario, pero el gran gasto se lo ha llevado Corfo, y pese a que es un fondo medio, nos ha servido una enormidad toda la ayuda que nos han brindado para poder desarrollar este proyecto. Sin el PRAE no habríamos podido hacer nada, ésa es la cruda verdad”.

 

 

Share This