¿Qué te parecería comprarle a una persona ese auto clásico usado que siempre quisiste y pagarlo en cómodas cuotas? Con PagaYa!, esto será una realidad. La novedosa plataforma nacida en la #RegiónEstrella tiene como misión innovar en las transacciones entre persona.

PagaYa! es la primera forma de pago en línea que utiliza las tarjetas de crédito entre personas, permitiendo de esta manera a un comprador pagar en cuotas con tarjeta y a un vendedor recibir la totalidad del pago luego de 48 horas, independiente del número de cuotas que el comprador haya pactado con su tarjeta. Con esta transversal y revolucionaria forma de pago, las posibilidades de uso son infinitas, desde la compra de un artículo usado hasta el pago de servicios prestados entre personas freelance o independientes.

“Lo que buscamos con PagaYa! es poder llevar el crédito o el uso de las tarjetas con el pago de una compra a distintas actividades, por ejemplo, si quiero arrendar una casa, puedo pagarte en cuotas el mes de garantía y así disminuyo un poco mi carga financiera sin pagar 300 mil en efectivo, que son gastos que debes pagar enseguida. Así nos dimos cuenta que hay más personas que tiene las tarjetas para pagar,  que aquellas que cuentan con efectivo, y de esta manera, podemos ampliar el mercado enormemente y acelerar las ventas. Pensamos que la mejor solución era pagar este tipo de cosas con tarjeta de crédito, por ende, hicimos un convenio con Transbank, que integra a Webpay”, explica el equipo de este emprendimiento ganador de un fondo Capital Semilla de Corfo, conformado por Cristian Valladares, Andrés Martínez, Cristian García y Carlos Barahona.

El funcionamiento de esta plataforma es bastante amigable para los usuarios y muy seguro, debido a que cuenta con certificados de seguridad, además de tener servidores virtuales de Alemania que ayudan a que el sitio sea rápido y estable. Para acceder a los servicios de PagaYa! se debe entrar al sitio web, en el cual se encuentra un simulador que indica la suma total (con una comisión agregada) y el plazo aproximado para el pago. Luego, se ingresan los datos del comprador y vendedor, y tras esto le llega un correo de confirmación a la persona para que acepte el pago. En esta fase el que paga lo hace a través de Webpay, con toda la seguridad de Transbank. Finalmente, se otorga un código de verificación, que es el número de operación para hacer seguimiento y averiguar si la operación está lista o no. “PagaYa! es una solución más ágil, porque permite a la gente hacer lo que deseen. Si te quieres ir de vacaciones, no necesitas tener la plata lista para pagar la cabaña, ya que puedes usar tu tarjeta de crédito y pagarla en cuotas”.

La idea de este innovador proyecto proviene de la música, ya que dos de los integrantes del equipo de trabajo de PagaYa! son músicos y observaron que en el mercado de los instrumentos, lo más antiguo o clásico tiende a adquirir mayor valor. “Me fijé que una batería que yo quería me costaba dos millones, y una persona me la vendía, pero no tenía la plata en ese rato, y me pregunté por qué no le podía pagar con tarjeta de crédito; de ahí empecé a averiguar y finalmente cuando llegué a Transbank me dijeron que afiliaban a personas jurídicas y no a naturales, y como el monopolio lo tiene Transbank, no habían más alternativas, y observé que estaba este vacío. Ya vemos que la economía se está desarrollando hacia eso, a que las personas tengan más independencia y sean más autovalentes en sus transacciones, y creemos que este proyecto es un aporte para que ellas puedan competir de mejor manera”.

Uno de los retos que el equipo ha tenido que sobrellevar para impulsar este proyecto es lograr que se concretara este convenio con Transbank, además de hacer que los potenciales usuarios le pierdan temor a lo desconocido y comiencen a utilizar este nuevo sistema. “En un principio la gente no entendía el concepto de pagar con tarjeta de crédito a otra persona. Y ése es nuestro mayor desafío ahora, que puedan decir ‘yo ocupo PagaYa! porque es súper cómodo para pagar con tarjeta de crédito en cuotas’, y de esta forma vencer la desconfianza del cliente”.

Luego de haber postulado previamente al fondo Capital Semilla de Corfo y no haberse adjudicado este financiamiento, volvieron a postular, pero ya más reforzados, hasta que se lo ganaron en 2016. Para el equipo, las implicancias de tener este beneficio estatal han sido fundamentales para la mejora constante de PagaYa!, como por ejemplo, la oportunidad para enmarcar bien las características y el modelo de negocios de este emprendimiento. “El aprendizaje es bastante grande, porque te mueve a averiguar cosas que a veces omites, te permite sacar conclusiones bien interesantes con el sólo hecho de desarrollar el formulario de principio a fin. Lo que hace también es presentarte ante evaluadores, que de cierta manera también validan tu proyecto, y ya pasas por varios filtros, que son los expertos que te dicen qué les parece tu proyecto, y te da la confianza para decir que cinco personas han evaluado mi emprendimiento. Hay una validación de lo que uno está haciendo al ganar, y estás compitiendo con los proyectos de todo Chile, y de todos los rubros. En términos financieros, te ayuda a acotar los riesgos. Además contar con el respaldo de Corfo otorga un sustento de seguridad».

Sus proyecciones incluyen lanzar este proyecto en el ambiente local a modo de mercado de prueba, primero identificando grupos de venta en Facebook, arriendos de temporada, compra y venta de artículos, y luego de un mes el equipo planea comenzar una campaña a nivel nacional, ya que su objetivo es extender PagaYa! en todo Chile, y a largo plazo posicionarse a nivel nacional para incursionar en el mercado extranjero. “Con todos los estudios que hemos estado haciendo, en varios países el concepto del pago de tarjetas de créditos en personas no está muy presente, y lo que más se acerca es Paypal, que te permite hacer alguna de estas cosas, pero no pagar en cuotas, y no está orientado al mercado entre personas. Hemos revisado que en Brasil ese sistema no existe, en España tampoco, entonces existe un mega mercado para esto, porque todas las personas transan entre ellas de alguna u otra forma, y en ese mercado solamente se maneja el efectivo, así que el fin es llevar el crédito entre personas”.

La plataforma PagaYa! está actualmente disponible para su uso a nivel regional, y para comenzar a usarla ya sea comprando o vendiendo.

 

 

Share This