Implementar formas de deshacerse responsablemente de los residuos que se producen en el mundo es una necesidad y un problema que se acrecienta cada vez más en la actualidad. Por ello, nace Greencity App, que consiste en un sistema en línea en el cual las personas podrán ingresar datos acerca de los lugares en los que se puede desechar elementos como vidrios, plásticos, aluminio, entre otros. Además, a través de esta app los usuarios podrán informar si los contenedores están vacíos o llenos, así como también denunciar la existencia de microbasurales.

Greencity App es definida por sus creadores Francisco Durán, Matías Hernández, Antonio Barría y Alejandro Tapia como el ‘Waze’ de la basura y el reciclaje, ya que mediante la georreferenciación, la aplicación identificará los puntos limpios más cercanos. A esto, se agrega el uso de sensores IoT en los principales contenedores de las ciudades para determinar si están repletos. “La gran diferencia con otras aplicaciones, que muestran mapas estáticos es que con nuestra app todo es dinámico, en el sentido de que siempre estará actualizándose para saber en qué lugares se puede ir a botar los residuos, o dónde está el reciclaje de vidrios o de plásticos, que generalmente suelen moverlos y no se sabe a dónde. Esto lo actualizan los mismos usuarios que descargan la app y que se registran, para así ayudar a otros usuarios y hacer esta plataforma cada vez más grande”.

Esta novedosa iniciativa surge en 2015, cuando Francisco Durán fundó la ONG Valpo Interviene, con el fin de trabajar en iniciativas para promover el reciclaje en sectores vulnerables, y detectaron que la problemática consistía en que las empresas o pymes que trabajan en el reciclaje son difíciles de contactar por las juntas vecinales, y muchas veces los puntos limpios no eran vaciados, y “desde ahí nació la idea de poder generar este sistema para que las personas pudiesen informar de alguna manera con una app a las autoridades o instituciones, que pueden ser las municipalidades, una pyme o una empresa, el hecho de que el contenedor está lleno para que ellos puedan ir a vaciarlo”.

Su modelo de negocios consiste en la venta de accesos mensuales a clientes, los cuales pueden ser municipalidades, empresas recolectoras de basura o residuos diferenciados como vidrio o plástico, quienes contarán con una página web especialmente diseñada para entregar información relevante, como mapas con los puntos calientes de la ciudad para saber qué está pasando y así realizar gestiones que no están llevando a cabo. Por su parte, los sensores son ubicados e instalados de acuerdo a las necesidades de cada cliente, lo que conlleva un costo adicional.

El equipo tras Greencity App comenta que el gran desafío que han tenido que enfrentar es considerar los requerimientos de las personas y agregarlos a la aplicación, ya que “uno tiene un sesgo y es difícil mantener una imparcialidad, y cuesta decidir sobre las cualidades de una app para que sea intuitiva y que se explique por sí misma, ya que las apps no tienen un manual de uso. Ha sido complicado, pero lo hemos llevado a cabo a través de entrevistas, encuestas y saliendo a la calle, para darnos el rumbo que debemos seguir. Además, siempre es un desafío ver cómo te relacionas con la parte técnica del proyecto, y las habilidades blandas también”.

En la actualidad, este proyecto está en fase de prueba y el equipo comenta que ya cuentan con un prototipo, pero desean terminarlo por completo y lanzar la app a finales de este año. El objetivo es comenzar a probar la app en alguna de las comunas de la Región de Valparaíso, y desean también iniciar una marcha blanca de la app en la  #RegiónEstrella.

Sus planes a futuro consisten en tener la versión 1.0 de la app, para así afinar los detalles que surjan y así generar una masa crítica que ocupe la plataforma, y obtener la retroalimentación y validación necesaria. Este proceso continuará hasta el próximo año, para, luego de su lanzamiento, generar alianzas y ventas, bajo la premisa de instaurar marchas blancas con las municipalidades. En tanto, a largo plazo, desean expandirse con Greencity App a nivel regional, nacional e idealmente internacional.

Finalmente, el equipo relata que haberse adjudicado el PRAE el año 2016 significó cumplir el sueño de hacer de Greencity App una realidad concreta  y “como hemos trabajado en conjunto con la ONG Valpo Interviene, siempre tenemos en cuenta el tema social, y por ello, esto es muy relevante, porque existirá una herramienta que podrá denunciar malas prácticas a través de la app y la gente podrá reciclar de manera más informada. Así que estamos muy contentos de haber realizado esto, ya que estamos casi finalizando el ciclo, y también estamos muy felices de que Corfo nos haya dado la oportunidad de poder realizar esta plataforma. Sabemos que una app requiere más recursos del tipo humano, y por ello vamos a continuar trabajando”.

Share This