Los avances que los emprendedores de la #RegiónEstrella están logrando en el ámbito de la educación son realmente increíbles e inspiradores. Uno de estos casos es FonoeducApp, aplicación destinada a estimular y desarrollar tanto el lenguaje, el habla y la comunicación en niños, enfocándose en pequeños con necesidades educativas especiales de tres a 12 años de edad. Lo novedoso de este emprendimiento es que se complementa con juegos de mesa y lo último de la tecnología como la realidad aumentada, el reconocimiento facial y de voz y juegos educativos dirigidos a mejorar los niveles del lenguaje y del habla en vías a la inclusión. El equipo tras esta app ya son finalistas de importantes iniciativas nacionales como el programa Brain Chile y la incubadora Imagine Lab, lo cual les ayudará a acercarse cada vez más a concretar su proyecto.

El equipo multidisciplinario conformado por Nicole Ampuero, Sergio Córdova,  Benjamín Cortés, Bárbara de la Fuente, Marcia Lafferte y Lorena Pardo, comenzaron en diciembre del año pasado con este prometedor proyecto, que surgió por la experiencia de los miembros del equipo al trabajar en colegios. “Ahí nos dimos cuenta de que habían muchos niños que tenían este tipo de problemas, así que decidimos hacer algo para ese tipo de necesidades en específico. Luego de estudiar el tema confirmamos que hay muchos niños con necesidades especiales, de hecho, uno de cada cinco niños tiene necesidades de este tipo, entonces faltan tecnologías para que ellos se puedan rehabilitar de manera entretenida. Decidimos que este aprendizaje y rehabilitación sen lo más entretenido e innovador para ellos, que no se den cuenta que se están rehabilitando, que sea un juego”.

El equipo comenta que el financiamiento fue un gran desafío al comenzar con FonoeducApp, por ende, postularon, pero sin muchas esperanzas, al programa Brain Chile. Para la sorpresa de ellos, quedaron seleccionados, y así emprendieron constantes viajes a Santiago para bootcamps y módulos de emprendimiento. “El día que presentamos el pitch recibimos felicitaciones del jurado, así que nos fuimos con una buena sensación, pero las expectativas de quedar eran casi nulas porque veíamos que habían proyectos que eran súper buenos y nos comparábamos. Finalmente, nos enteramos por un correo que éramos finalistas, así que estamos contentísimos. Todo el esfuerzo que hicimos este tiempo dio sus frutos, y ahora sabemos que podemos seguir avanzando, porque los recursos eran lo que nos estaba limitando un poco para terminar con el desarrollo de la aplicación, pero ahora que ya tenemos eso podemos continuar y desarrollar la app”.

En la actualidad se encuentran en la última fase de desarrollo del prototipo de la app, para finalmente comenzar a testearlo en lugares como la Teletón de Coquimbo y en colegios y escuelas de lenguaje. El fin es probar la app con niños de distintas edades y con patologías diferentes. Por ello, sus miras a futuro con FonoeducApp contemplan estar presentes en la mayoría de los colegios de la región, expandirse a nivel nacional y alcanzar el mercado latinoamericano en un mediano plazo. Por último, aconsejan a los emprendedores contar con un buen equipo, mejor si es que es multidisciplinario, pero indican que lo más importante es ser perseverantes y seguir intentándolo a pesar de los obstáculos, ya que «seguir es lo que nos ha llevado a estar donde estamos”.

 

 

Share This