Según el tipo de negocio, existen diversas alternativas en cuanto a las figuras de sociedades para formalizar una empresa. Aquí, debes definir la organización legal del negocio, participación de los socios y administradores.

Una sociedad permite separar la persona natural de la persona jurídica y en ese sentido, una de las ventajas de esta separación es que cuando decides iniciar un negocio, tal vez no te resulte, pero en caso de que sea así, no pones en riesgo tus bienes personales, sino solo el monto que aportaste al crear la Sociedad.

 

Tipos de sociedades para formalizar tu negocio

 

Sociedades de Responsabilidad Limitada: Es la figura más común entre socios con una relación de confianza. En general requiere pocas formalidades en la administración y los requerimientos es que quienes formen parte de la sociedad, al menos dos socios, sean personas naturales o jurídicas y deben responder de forma limitada por el monto o capital que aporten. Esta sociedad es administrada por todos los socios, de común acuerdo; es decir, todas las decisiones deben ser tomadas por unanimidad.

 

Empresa Individual de Responsabilidad Limitada (EIRL): Es muy común entre los empresarios que buscan iniciar un negocio y tomar todas las decisiones individualmente, sin socios. Es un tipo de organización en el que cualquier persona natural puede adquirir personalidad jurídica. La razón de una EIRL es siempre comercial, y cuenta con un patrimonio propio, distinto al del titular.

 

Sociedad por Acciones (SpA): Esta es para una o más personas y cuya participación en el capital se representa por acciones. La SpA busca hacer más fácil la organización de una empresa, entregando una estructura más flexible en su administración. Además, cada accionista puede transar sus derechos fácilmente, permitiendo la entrada de accionistas. Se recomienda a emprendedores que buscan inversionistas.

 

Sociedad en Comandita: Está constituida por dos o más socios. Tiene socios comanditarios y socios gestores. El socio comanditario sólo aporta capital y responde hasta el monto de sus aportes, mientras que el socio gestor administra la sociedad y responde ilimitadamente.

 

Sociedad Colectiva Comercial: exige al menos dos socios. La administran los mismos socios o un tercero. La responsabilidad de los socios es ilimitada, lo que quiere decir que responden con su patrimonio personal. La entrada o salida de un socio debe aprobarse por todos ellos. Es importante destacar que en este tipo de sociedad no se limita la responsabilidad.

 

Cómo constituir una empresa

 

Con Tu empresa en Un Día puedes constituir una sociedad, de manera sencilla y sin costo para empresas pequeñas.

Share This